HISTORIA DE LA MILICIA NAVAL UNIVERSITARIA

         Sabido es que la Guerra Civil española dio lugar a un importante despliegue de los Oficiales de Complemento, Alféreces Provisionales en el bando nacional y Tenientes en Campaña en el republicano. En realidad la figura de oficial de complemento había nacido en 1918, aunque su origen se remonta por la mayoría de los tratadistas a los Batallones Literarios que se formaron espontáneamente en las universidades españolas con motivo de la Guerra de la Independencia. En ese primer momento era voluntaria y gratuita. No obstante lo cual, un siglo después muchos oficiales y suboficiales de complemento participaron en la guerra de Marruecos, e incluso hubo algún Laureado y varios Medallas Militares Individuales.

         En la Marina se inicia esta figura con el Reglamento para la formación de las Escalas de Complemento de la Armada, que aparece publicado en el Diario Oficial del Ministerio de Marina de 9 de abril de 1943, hace pues 76 años.

         La convocatoria e incorporación de la primera promoción se produce en el verano de 1944, excepción hecha de la Infantería de Marina, que lo hace por primera vez en 1950.
Se siguió el modelo del Ejército de Tierra, de forma que se hacían tres campamentos en verano, en la Escuela de Suboficiales de San Fernando (Cádiz), y a medida que se aprobaban los cursos se ascendía a cabo 1º, sargento, y alférez. De forma que al finalizar el último campamento, fuese de sargento o de alférez, se hacían las prácticas, de una duración que varió con el tiempo, de 4 a 6 meses. Los compañeros de esos años hablan mucho de los embarques en el Marte y en el Júpiter, minadores de la época anterior a la guerra, que por lo visto se movían muchísimo en la mar, por lo que el mareo estaba a la orden del día.

         Posteriormente, ya en 1972 se modificó el sistema, pasando a llamarse Instrucción Militar para las Escalas de Complemento de la Armada, conocida como IMECAR, sistema que le correspondió al que suscribe, que consistía en hacer el servicio militar todo seguido, y una vez terminada la carrera civil, con una duración igual al de la marinería, es decir, 18 meses. La incorporación se hacía en la Escuela Naval Militar en Marín o en la Escuela de Suboficiales de San Fernando, según la carrera realizada, si bien salvo los componentes del Cuerpo General, que hacían todo el período de instrucción en la Escuela Naval, los demás cuerpos, a los cuatro meses de instrucción común, y una vez prestado el Juramento de Fidelidad a la Bandera de España, terminaban el período de formación en la Escuela de Máquinas, o en la Escuela de Aplicación de Infantería de Marina, en la Escuela Superior de Ingenieros de la Armada, o en el Centro de Estudios Superiores de Intendencia, y otros centros de la Armada según fuese el cuerpo de pertenencia.

         Ya terminado el período de instrucción, los de Máquinas y Cuerpo General embarcaban en buques de la Armada, los de Infantería de Marina se incorporaban a los distintos Tercios (Armada, Norte, Sur, Levante) y Agrupaciones de Madrid y Canarias, y los demás cuerpos a los distintos Arsenales e instalaciones, entre ellas la Jefatura del Apoyo Logístico de la Armada.

         Ya en la tercera etapa, el sistema pasa a denominarse Servicio de Formación de Cuadros de Mando (SEFOCUMA), desde 1992, con una duración de 9 meses, hasta la desaparición del Servicio Militar Obligatorio, pero el sistema era parecido al de IMECAR, si bien no se convocaban plazas para Cuerpo General.

         Extinguido el Servicio Militar en el año 2001, en la actualidad existe la modalidad de Reservista Voluntario de la Armada desde 2003, que tras un breve período de instrucción, son activados de forma no regular, normalmente por períodos cortos, para solucionar una necesidad concreta de la Armada Española.

         Es de mencionar que todos tenemos el derecho de vestir el uniforme de la Armada en actos oficiales y los sociales de notoria trascendencia, pero además, con la particularidad de que nuestro uniforme y divisas son las que usábamos en su momento, siempre y cuando nos quepa, claro, es decir, no tiene que ser el actual, sino aquél con el que nos licenciamos.

NUESTRA ASOCIACIÓN

         La constitución de la Asociación de Milicia Naval Universitaria se debe a los pioneros en el cumplimiento de esta modalidad de servicio militar, y tuvo lugar el día 16 de junio de 1986, siendo presidente provisional Alejandro Mira Monerris y Secretario José F. Núñez Basañez, y es de reconocer el impulso que recibió del Almirante Martel, que había salido Alférez de Navío en 1928, que nos honró siempre con su apoyo entusiasta.

         Se hicieron los correspondientes trámites oficiales, y el 7 de noviembre se inscribió en el Registro del Ministerio del Interior, con el número 2871.

         El 13 de enero tuvo lugar la primera Asamblea General, siendo elegido presidente Enrique Kaibel Murciano, ya fallecido, que propuso en octubre de ese año abrir la asociación a todos los cuerpos de la Armada que hubiesen formado parte de MNU o de IMECAR.

         El segundo presidente fue Luis Peraza Oramas, que ostentó el cargo de 1994 a 1997. Luis Oramas solicitó del Registro de Patentes y Marcas el registro oficial del título de nuestra asociación, así como sus dos emblemas o logotipos, con lo que legalmente nos pertenecen con carácter exclusivo y excluyente.

         Nuestro tercer presidente fue Javier Ulecia Mascías, que falleció el 30 de enero de 2003, asumiendo el cargo interinamente el vicepresidente Ramón de la Herrán Ortiz, hasta que en la Asamblea General de 22 de marzo del mismo año fue elegido Ángel Fernández Fernández, Teniente de Navío de Complemento, que lo ostentó por reelecciones sucesivas hasta su fallecimiento, en Agosto de 2012.Ante esta situación, se hizo cargo de la presidencia interinamente nuestro compañero Manolo Villar Castejón, que convocó a Asamblea General en 9 de febrero de 2013, y fue elegido el que firma estas líneas, José Yusty Bastarreche, con la inestimable colaboración del Vicepresidente-Secretario, J. Joaquín Brogeras Escudero y el Tesorero Rogelio Márquez Cano, que, al haber pertenecido éste último a la Junta Directiva anterior, facilitó, y sigue facilitando el normal desenvolvimiento de la vida asociativa. También perteneció en esta primera etapa de la Junta Directiva que sucedió a nuestro querido Ángel Fernández, su hijo Miguel Ángel, que por razones laborales ha tenido que ser sustituido recientemente, y al que es justo agradecer aquí, lo mismo que a todos los que han desempeñado estos honrosos cargos, su dedicación y cariño a nuestra Asociación. Finalmente, en la Asamblea de este año 2019 se ha incorporado como vocal de Reservistas Voluntarios Amado Regueiro Delgado.

         En la actualidad, 2019, la Junta Directiva está constituida de la forma siguiente:

  • Presidente, José Yusty Bastarreche
  • Vicepresidente-Secretario, J. Joaquín Brogeras Escudero
  • Tesorero, Rogelio Márquez Cano
  • Vocal de Comunicaciones, Miguel Ángel Fernandez
  • Vocal de Actividades Culturales, Manuel Sieira Valpuesta
  • Vocal de Reservistas Voluntarios, Amado Regueiro Delgado


         Como Delegados territoriales, tenemos a los siguientes:

  • Cataluña: Edmond Dolcet Olivés y Tomás Navarro Alonso
  • País Vasco y Navarra: Juan Carlos Esquiroz Noble
  • Levante: Juan José Esteban Garrido
  • Andalucía: Vacante
  • Sevilla: Jorge Pablo Pérez Amer
  • Galicia: Antonio Vilar Roca
  • La Rioja-Aragón y Cantabria: Marcos Gutiérrez Recio

TRASLADO DE SEDE

         Al tener que abandonar la sede social que teníamos en virtud de un acuerdo con la Real Liga Naval Española, de momento estamos acogidos a las buenas relaciones que mantenemos con UNAMU-MADRID, es decir, los oficiales y suboficiales de Milicias del Ejército de Tierra, en el Cuartel de San Nicolás, antiguo Cuartel de Alabarderos, en la calle de San Nicolás 11, cerca del Palacio Real, donde se decidió trasladar la sede social por acuerdo de la Asamblea General de 3 de marzo de 2018.

PERTENENCIA A LA ASOCIACIÓN

         Pueden pertenecer a la AMNU todos los oficiales y suboficiales de complemento de la Armada, es decir todos los que cumplieron su servicio militar como alféreces y de fragata, alféreces o sargentos y empleos superiores de Milicia Naval Universitaria, IMECAR, SEFOCUMA, y también, los Reservistas Voluntarios de la Armada de cualquier cuerpo. La AMNU también puede, estatutariamente nombrar socios de honor y de mérito a aquéllas personas que, por su vinculación con la Milicia Naval Universitaria, con la Armada, o por sus méritos profesionales o académicos se considere oportuno.

FEDERACIÓN AMNU-AOSCIM

         Una vieja aspiración, muchas veces sugerida por los mandos de la Armada Española es la fusión de ambas asociaciones en una sola. Como paso previo a dicha fusión hemos constituido una federación entre la AMNU y la Asociación de Oficiales y Suboficiales de Complemento de Infantería de Marina (AOSCIM). De hecho son cada vez más las actividades que realizamos conjuntamente, como oficiales y suboficiales de la Armada, una cualidad que la Marina Española nos reconoce, y a la que no queremos, ni debemos renunciar. Ahora solo falta que las Asambleas Generales de ambas asociaciones tomen los acuerdos pertinentes.

NUESTRO IDEARIO

         Es bien fácil de describir: Amor a España y cariño a la Armada. No hay nada más que añadir, y creo que es suficiente. Y también creo que como comienzo de esta página, a la que deseo larga vida, y pido a todos vuestra máxima colaboración, también es suficiente.

         Muchas gracias a todos los que habéis llegado hasta aquí, y os deseo las mejores singladuras en esta nueva etapa electrónica que se abre para nuestra Asociación.

Saludos a todos,

Pepe Yusty