Asociación inscrita en el registro del ministerio del interior, Servicio asociaciones Madrid
FEDERACIÓN DE LAS ASOCIACIONES:
MILICIAS NAVALES UNIVERSITARIAS Y
OFICIALES DE COMPLEMENTO DE INFANTERÍA DE MARINA

Artículos varios

Año 2005; Navantia y la Armada Española, firmaban en la sala Santa Ana del edificio de Capitanía General en San Fernando la Orden de Ejecución, del proyecto 401-A, del Buque de Aprovisionamiento de Combate (BAC) Cantabria, cuya construcción supondría casi 4.000.000 de horas de trabajo.

“... es el verbo de la Historia Militar de España, porque allí donde se ha combatido en mar o en tierra, siempre ha habido un soldado de Infantería de Marina...; que es el símbolo de la gloria de la Marina entera, porque sin sus grandes y preclaros servicios aparecerían más oscurecidos y flotarían aún más los días tristes que ha tenido la Marina de Guerra..., un Cuerpo que no ha tenido un solo día de descanso cuando la Patria ha estado en peligro, y que ha combatido,...

En el presente trabajo se han tomado en consideración las aportaciones que tánto Estados Unidos como los distintos países europeos están haciendo en el terreno del transporte anfibio militar. Ni que decir tiene que estas capacidades pueden verse completadas por la presencia de otros medios de transporte naval, probablemente de origen civil, que pueden satisfacer sin demasiados problemas algunas necesidades de traslado de personal o de medios logísticos. Sobre todo cuando la zona de operaciones ya está asegurada por las fuerzas propias. Pero este análisis se ha centrado en lo que podríamos definir como el transporte de asalto.

El Cuerpo de Intendencia, como la propia Armada moderna, tiene su origen en el año 1717, y por tanto próximo a los 300 años de existencia. En enero de ese año, S. M. el rey Felipe V, «...habiendo tenido por conveniente restablecer la Marina de España...», expidió el título de Intendente general de Marina a José Patiño, título en el que se enunciaba todo un compendio de sus deberes y facultades.

En la indefinida semipenumbra del alba, un helicóptero naval SH-3D Sea King permanece en vuelo estacionario sobre una embajada europea en la turbulenta capital de «Carania». En una maniobra Fast rope («cuerda rápida»), es lanzada por el portalón una gruesa maroma por la que descienden ágilmente doce oscuras figuras armadas; son los hombres del Tercer Comando del Grupo Naval de Operaciones Especiales Blue Alliance que, con todo sigilo, penetran en el edificio para entrar en contacto con sus ocupantes.

Marineros, cabos, sargentos, alféreces de fragata o capitanes de navío, .... En la Escuela Antonio de Escaño comparten aula todos los empleos de la Armada y se imparten la gran mayoría de sus especialidades técnicas desde la de Electricidad hasta la de Armas submarinas.

Un año más, España ha acudido a su cita con la Antártida, como viene haciéndolo desde 1988, fecha en la que ingresó en el Tratado Antártico como miembro de pleno derecho. Pero la campaña 2003-2004 que acaba de finalizar será recordada por tres acontecimientos que, de una u otra manera, han marcado la estancia de los 80 científicos y los 18 militares que han trabajado en las bases antárticas españolas Juan Carlos I (isla Livingston) y Gabriel de Castilla (isla Decepción) durante el último verano austral.

El Buque de Proyección Estratégica (BPE) es una unidad polivalente que viene a aportar una capacidad real de llevar la acción naval y su influencia sobre tierra a cualquier escenario litoral elegido, posibilitando actuar con libertad de acción y durante el tiempo que sea necesario. Simultáneamente, permite cooperar en la proyección y sostenimiento de una cantidad notable de medios específicos de los otros Ejércitos, especialmente el de Tierra, en escenarios que estén alejados del territorio nacional

Inicio de sesión