Asociación inscrita en el registro del ministerio del interior, Servicio asociaciones Madrid
FEDERACIÓN DE LAS ASOCIACIONES:
MILICIAS NAVALES UNIVERSITARIAS Y
OFICIALES DE COMPLEMENTO DE INFANTERÍA DE MARINA

El buque de proyección estratégica un nuevo reto para la armada

Cuando en noviembre de 2002 fui designado por el AJEMA como jefe de la Oficina de Proyecto del nuevo buque de proyección estratégica LL, confieso que lo poco que había oído de él se resumía a que iba a ser un proyecto muy ambicioso, que sería el buque más grande construido hasta el momento para la Armada, que iba a montar un tipo de propulsión eléctrica no empleado todavía en buques de guerra, que tendría una capacidad aérea similar a la del portaaviones Príncipe de Asturias y una capacidad anfibia igual a la de los LPDs de la clase Galicia. Las características anteriores harían ya de por sí atractivo el proyecto para cualquier ingeniero, y para mí no lo fueron menos, por lo que a partir de enero de 2003 dejé la Subdirección de Mantenimiento (DIC-JAL) y me dediqué en exclusiva al estudio y desarrollo de las especificaciones técnicas del buque, ya que el tiempo apremiaba. Entre las directrices recibidas estaba la de acelerar los estudios lo más posible, pues estaba prevista la financiación por parte del Ministerio de Ciencia y Tecnología, y el calendario incluía ya una anualidad en el 2003, por lo que la orden de ejecución debería firmarse no más tarde de septiembre-octubre de 2003 para dar tiempo a certificar por Izar este primer hito.

Consciente del escaso tiempo disponible, se puso en marcha un plan de desarrollo acelerado a través de una extensa colaboración entre el EMA (División de Planes) y la JAL-DIC (Oficina del Proyecto), de forma que a la vez que se desarrollaban por aquél los documentos de Necesidad Operativa, Objetivos de Estado Mayor y finalmente Requisitos de Estado Mayor, por parte de la Oficina del Proyecto, y con la colaboración de Izar-Innovación (Madrid), se definía el buque, se estudiaban sus servicios, se definían los equipos y se redactaban las especificaciones técnicas y planos para cumplimentar los requisitos operativos fijados. Transcurridos apenas ocho meses desde el inicio, puede decirse que en el momento actual el proyecto preliminar está terminado, que las especificaciones y planos de contrato han sido entregados y que la documentación contractual necesaria para solicitar la orden de proceder, como paso previo a la firma de la orden de ejecución, ya se ha puesto en marcha. Lo anterior no hubiera sido posible en gran parte, y es justo reconocerlo, sin el apoyo y la aportación de un gran número de profesionales de la Armada y de los otros ejércitos, que a través del foro abierto en Intranet, e incluso por medio de llamadas o correos personales, han querido poner a disposición del proyecto sus experiencias, las lecciones aprendidas o simplemente sus ideas para la obtención del mejor buque posible. A todos ellos mi agradecimiento y mi deseo de que cuando al fin puedan ver el buque entregado a la Armada (en el segundo semestre del año 2008, si todo discurre con normalidad) puedan sentirse orgullosos de su participación en el Programa, pues todas las aportaciones han sido estudiadas y tenidas en cuenta en la medida de su aplicabilidad. Y sin más preámbulos y con el único fin de informar de las capacidades que incorporará el nuevo buque, aquí está la descripción de sus características principales: