Asociación inscrita en el registro del ministerio del interior, Servicio asociaciones nº 5403 Madrid
MNU
OCIM
FEDERACIÓN DE LAS ASOCIACIONES:
MILICIAS NAVALES UNIVERSITARIAS Y
OFICIALES DE COMPLEMENTO DE INFANTERÍA DE MARINA

El equilibrio de la Armada frente al cambio de la amenaza: La guerra naval especial

Francisco Javier GAMBOA HERRÁIZ

Introducción

En los últimos años, desde la disolución de! Pacto de Varsovia hasta nuestros días, se han ido sucediendo una serie de acontecimientos en el panorama mundial que han puesto de manifiesto la aparición o vigencia de términos tales como: conflictos de baja intensidad, daños colaterales, guerra litoral operaciones conjuntas y, mis recientemente desde los sucesos del 11 de septiembre. también terrorismo internacional.

Estos hechos han obligado a un cambio en la política de defensa en Occidente. Se opta por una drástica reducción de efectivos, unidades e instalaciones militares. Se busca suplir la cantidad con calidad, al tiempo que la realidad de las nuevas amenazas fuerza a rediseñar las estructuras militares y sus formas de actuación.

La Armada no es ajena a estos cambios: los recortes presupuestarios, junto con las citadas nuevas amenazas obligan a reestructurar para economizar personal. material y esfuerzo, al tiempo que se plantea la vigencia de la actual organización para equilibrar el balance entre estructura, medios y objetivos.

En este contexto nos encontramos con las Operaciones Especiales (OE) que. dada la situación descrita, se perfilan como factor de equilibrio en el seno de la Armada. De su adecuada estructura, organización y utilización depende, desde mi punto de vista, en gran manera el papel que la Armada pueda jugar en un futuro para aportar soluciones a conflictos dentro de nuestro ámbito de actuación.

En la idea de ofrecer una nueva estructura global a las OE en la Armada afronto el presente artículo. Estructura que aglutine a todas aquellas unidades que de forma más directa toman parte en lo que se ha dado en llamar la Guerra Naval Especial (GNE). Lo haré respetando la precariedad presupuestaria, la necesidad de reducción de instalaciones y la economía de personal: con el imperativo ineludible de la necesidad de la acción conjunta en el seno de la Fuerzas Armadas (FAS).