Asociación inscrita en el registro del ministerio del interior, Servicio asociaciones nº 5403 Madrid
MNU
OCIM
FEDERACIÓN DE LAS ASOCIACIONES:
MILICIAS NAVALES UNIVERSITARIAS Y
OFICIALES DE COMPLEMENTO DE INFANTERÍA DE MARINA

Proyecto de Constitución: El momento de Europa

NO fue fácil, pero al fin, los jefes de Estado y de Gobierno de los 25 países de la Unión alzaron sus copas y brindaron con champán. Eran más de las diez de la noche del 19 de junio y el edificio Justus Lipsisus, sede del Consejo europeo, fue testigo de un Final feliz que culmina un largo proceso de 28 meses de negociación y 48 horas de reuniones. El Viejo Continente había definido su modelo de futuro: el Consejo Europeo -el primero celebrado tras la ampliación- dijo sí a un proyecto de Constitución que marcará todos los aspectos de la vida política, social, económica y de seguridad de los europeos. También confirmó a Javier Solana como alto representante para la Política Exterior de esta nueva Europa recién perfilada. La elección del sucesor de Romano Prodi como presidente de la Comisión Europea quedó postergada: los debates sobre la Constitución absorvieron demasiado tiempo, aunque se espera que el nombre de la persona elegida sea anunciado en las próximas semanas.

En el calendario de los europeístas, el mes de junio de 2004 ocupará un lugar de honor. Días antes de celebrarse la Cumbre en Bruselas, 350 millones de europeos fueron convocados para elegir el nuevo Parlamento de la Unión. La decepción que motivó la amplia abstención en estos comicios fue superada por la lógica alegría de los líderes europeos tras conseguir ponerse de acuerdo sobre la Carta Magna. «Con esta Constitución ganamos todos. Es un jalón en la evolución de la UE», anunció orgulloso el presidente de turno de la Unión, el irlandés Bertie Ahern. «Hemos logrado que Europa recupere el rumbo, fortalecer su unidad, que sus mecanismos decisorios ganen en eficacia y simplicidad, y reforzar su presencia en el mundo», afirmó el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, tras finalizar el que ha sido su primer Consejo Europeo. El alemán Gerhard Schráeder lo definió como «una decisión histórica que no ha sido fácil de lograr y que muestra la capacidad de unión en Europa».

 

LOS JEFES DE ESTADO Y DE GOBIERNO DE LOS 25 PAÍSES
DE LA UNIÓN DAN LUZ VERDE AL PROYECTO DE CONSTITUCIÓN