Asociación inscrita en el registro del ministerio del interior, Servicio asociaciones nº 5403 Madrid
MNU
OCIM
FEDERACIÓN DE LAS ASOCIACIONES:
MILICIAS NAVALES UNIVERSITARIAS Y
OFICIALES DE COMPLEMENTO DE INFANTERÍA DE MARINA

Una mayor capacidad de combate

HOY es un gran día para la defensa de España, para la seguridad de los españoles y Para las Fuerzas Armadas». Así lo afirmó el ministro Federico Trillo-Figueroa cuando el 5 de septiembre compareció ante los periodistas para informar de los importantes acuerdos que en materia de defensa había aprobado ese día el Consejo de Ministros, en su primera reunión tras la remodelación del Gobierno. A través de ellos se autoriza al Ministerio a adquirir 24 helicópteros Tigre, 212 vehículos Pizarro, cuatro submarinos S-80 y un buque de proyección estratégica LL. En conjunto, estos cuatro grandes programas, con los que se pretende incrementar notablemente la capacidad de combate de las Fuerzas Armadas, representarán una inversión de 4.176,87 millones de euros y la creación de 8.748 empleos.

Trillo-Figueroa enmarcó estos acuerdos en la modernización de los sistemas de armas y de comunicaciones, que definió como «uno de los ejes principales de la política de defensa» y, de un modo más amplio, en el proceso de transformación emprendido en los últimos años por las Fuerzas Armadas españolas. Éstas, explicó, «han pasado de tener una Bandera de la OTAN a cinco, entendiendo como tales Cuarteles Generales y centros de excelencia; de un Servicio Militar obligatorio a un Ejército profesional; de unas estructuras territoriales a unas estructuras funcionales; de un CESID en el ocultismo a un CNI controlado, y ahora completarnos ese otro gran capítulo que es la modernización».

El titular del Departamento advirtió que los programas de defensa se caracterizan por ser de largo plazo y, en consecuencia, de financiación plurianual. «Es una previsión -dijo- contemplada en los acuerdos hoy adoptados, que proyectan, de acuerdo con la Revisión Estratégica y, por tanto, en conjunción con las necesidades operativas de la defensa de España y de nuestra integración en la defensa aliada, en los próximos quince años, y operativamente mucho más la programación de nuestras unidades».